Marketing Lateral | Trump: Ideologia, Pragmatismo y Marketing
805
single,single-post,postid-805,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,qode_grid_1300,vss_responsive_adv,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
 

24 Ene Trump: Ideologia, Pragmatismo y Marketing

La reciente toma de protesta de Donald Trump nos enseña, una vez más, que, para tratar de entender la política en la Nueva Normalidad, se tiene que considerar la suma de al menos 3 elementos: la ideología, el pragmatismo y el marketing.

Las primeras decisiones de Trump son bastante orientadas a considerar precisamente los 3 elementos que hemos mencionado: gestos más que todo de gran alcance mediático, dirigidos a apaciguar a su base electoral, pero, que, en la sustancia, denotan un considerable nivel de pragmatismo.

Por ejemplo, el Secretario de Defensa Mattis hoy (23 enero) declaró que el compromiso OTAN es “inquebrantable”. Algo muy diferente respecto a la retórica de campaña.

Creo que un sano pragmatismo en defensa de los intereses de EEUU será el eje rector de la presidencia Trump.

Sin embargo, faltan considerar el elemento ideología y el relativo marketing, ambos necesarios para mantener satisfecha y comprometida a su base electoral.

Pues aquí me temo que México seremos su “cancha de juego”…

Veremos aquí a un Trump muy activo en defender puestos de trabajo de calidad en EEUU a detrimento de México, a poner restricciones migratorias, a fortalecer el Muro. Asistiremos a un endurecimiento en tema expulsiones y por supuesto nos espera una dura renegociación del TLCAN…

Todo eso vendrá acompañado por los bombos y platillos del Marketing de Trump, quien ya nos ha demostrado saberlo hacer muy bien con un uso muy disruptivo e inteligente de las redes sociales para mantenerse comunicado con su base electoral.

El Presidente Peña, con un nivel de aprobación ínfimo (alrededor del 15%), ya ha fijado una postura de negociación total.

Pragmáticamente está haciendo lo correcto: está consciente del gran peso de EEUU y al mismo tiempo del poder de negociación sobre el cual México se puede apalancar.

Algo curioso y gran oportunidad desde la dimensión marketing: es la primera crisis del sexenio que no es provocada por el mismo mandatario o por alguien de su circulo cercano. Muchos, incluyendo los que nunca lo hacen, ya se han volteado hacia Peña, esperando una acción por su parte.

2017 es un año con importantes eventos electorales: esa es una ocasión, desde el punto de vista del Marketing, de contener una pésima imagen y quizás relanzar la acción de gobierno.

Estoy seguro que pronto en Los Pinos veremos desfilar a expertos de marketing…Se buscarán con urgencia.