Marketing Lateral | Newsjacking: ¿Qué es y para qué sirve?
786
single,single-post,postid-786,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,qode_grid_1300,vss_responsive_adv,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.1,vc_responsive
 

16 Dic Newsjacking: ¿Qué es y para qué sirve?

En las dos últimas semanas tres fenómenos sin ninguna conexión aparente han sacudido las redes sociales, llamando la atención de las marcas en México: los XV de Rubí, Lady Menudo y Mika, la perrita perdida del aeropuerto de la CDMX.

No entraré en discusión, desde el punto de vista sociologico, sobre cómo algo similar haya podido suceder, en especial sobre cómo una quinceañera insignificante de un pueblo insignificante se haya vuelto uno de los temas de discusión más acalorados en México.

Nos enfocaremos sobre las lecciones para el profesional de marketing ya que hemos visto como muchas marcas han sucumbido a la tentación de subirse a la noticia.

Eso no fue casualidad. Cuando las marcas utilizan –en su beneficio o en el de su producto– el impacto de una noticia de último momento están haciendo “newsjacking“, es decir buscan generar awareness y word of mouth digital gratuito apalancandose sobre un tema en ese momento de tendencia en las redes sociales, sea por la razón que sea.

El Newsjacking es para las marcas inteligentes y digitalmente sabias: requiere cultura digital, agilidad en la toma de decisiones y asumir riesgos. También requiere inteligencia, conocimiento del negocio y mucho sentido estratégico. Algo que no hemos visto en los casos de las ultimas semanas (Concesionaria Chevrolet, Prudence, Estado de México, etc.).

¿Qué hacer para subirse con éxito a una noticia, en otras palabras un newsjacking exitoso?

Varias recomendaciones:

  1. Validar: ¿es la noticia o el personaje algo relevante para la marca y sus clientes?
  2. Validar nuevamente: ¿la manera en que a marca se sube a la noticia o al personaje generará algún beneficio o algún retorno para la marca? En caso afirmativo, ¿qué beneficios aportará y se puede cuantificar (aunque eso es muy complejo)?
  3. Considerar: ¿Cuál es el riesgo que estamos asumiendo? ¿Es justificado por el retorno esperado? No olvidemos que hoy cualquier acción de marketing implica asumir un riesgo en cuanto perdemos el control del mensaje en cuanto lo soltemos: no sabemos cómo lo van a interpretar, analizar, compartir o retroalimentar nuestros clientes
  4. Reflexionar: el hecho de que muchos lleguen a ver la marca, no significa exactamente que eso sea el target y menos implica que la marca esté influyendo en estas personas induciéndolas a que adquieran el producto o servicio
  5. Ejecutar correctamente: siempre es recomendable tener un call to action claro y, si es el caso, informar cómo terminó la historia. Igualmente es importante mostrarse como una marca humana y evitar verse forzados.
  6. No olvidar que hoy los clientes son el medio de comunicación por excelencia gracias a smartphones, etc. Son el medio más creíble, pero no es un medio controlable.
  7. Una última conclusión: subirse a una tendencia en redes sociales debe ir más allá de buscar likes, views o shares.

 

Las marcas deben lograr que las personas compren o comuniquen, compartan o empujen los valores de marca, recordando que hay una ley del marketing que no ha cambiado ni cambiará: generar emociones.